Seguridad en Instalaciones de Almacenaje

De   26 junio, 2014
rack de paletización

Rack de paletización

En este artículo se hace un resumen de los principales riesgos que puede haber en una instalación de almacenaje y cuales son las medidas de seguridad a adoptar para reducirlos o eliminarlos. Si después de leer el artículo tienes alguna duda al respecto o necesitas ayuda para dimensionar tu instalación y sus medidas de seguridad puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

Seguridad de Cargas

Una instalación de almacenaje de mercancía es, a menudo, una instalación compleja, a pesar de las apariencias. La instalación de almacenaje se plantea siempre con el objeto de aprovechar al máximo el espacio disponible para poder mantener ordenada la mercancía y se debe considerar la situación en la que la ocupación del almacén es completa, es decir, en la que las cargas son máximas.

Es por ello que desde el primer momento del proyecto de almacenaje se considere que se va a almacenar, donde se pretende hacer y como se quiere hacer. En función de ese se pueden considerar distintos sistemas que van desde simples estanterías modulares como esta o esta, hasta sistemas complejos de almacenes autoportantes, en los que la carga y la propia estructura de almacenaje tienen tal magnitud que se puede utilizar la misma directamente como estructura para la edificación del almacén.

Sin embargo, independientemente de la dimensión de la estructura debe realizarse esa consideración de cargas, ya que una minoración de las mismas, y consecuentemente de la estructura, conlleva un peligro de rotura que podría provocar graves accidentes para los trabajadores.

Movimiento de vehículos

Una vez realizado el correcto dimensionamiento se debe evaluar la presencia de vehículos en el interior de la instalación, bien sean coches o furgonetas o equipos de transporte de mercancía como toros mecánicos o transpaletas. Esta consideración es importante porque el calculo estructural está realizado en base a una estructura en perfecto estado y el movimiento de vehículos en el interior del almacén puede dar lugar fácilmente a colisiones del vehículo con la estructura. Estas colisiones siempre se producen en la parte baja de las columnas que, además, es donde más cargas se concentran.

Las consecuencias de una colisión pueden ser o bien el derrumbe de una parte de la instalación o bien la necesidad de reponer un elemento sensible mediante una operación muy compleja. Estos inconvenientes se pueden evitar de forma sencilla colocando desde un primer momento protecciones anti colisión que, aunque en caso de choque también es necesario sustituir, no son un elemento sensible de la estructura y su reemplazo es sencillo y económico.

Caída de objetos

La manipulación de mercancías en altura siempre conlleva un riesgo de caída de las mismas. Es un habitual que al intentar colocar una mercancía en una estantería elevada esta colisione contra otra ya almacenada. Si la estantería no está montada contra una pared podría dar lugar a la precipitación de los objetos allí colocados.

Dado que no suele ser habitual la necesidad de acceder a una estantería de módulo simple (dos filas de columnas) la solución más sencilla para reducir estos riesgos es la utilización de mallas de protección. En el caso de estanterías de módulo doble (tres o cuatro filas de columnas) la malla se puede colocar en la zona intermedia de forma que los objetos que puedan empujarse en uno de los lados no afecten a los del otro y provoquen la caída.

Espacios estrechos

Para un correcto funcionamiento del almacén se debe diseñar este respetando unas distancias mínimas entre filas de estanterías para permitir el correcto transito de mercancías, personas y maquinaria, así como su capacidad de maniobra. Unos espacios demasiado grandes reducirían la capacidad de almacenaje, y unos espacios demasiado pequeños aumentarían el riesgo de colisión de vehículos, caída de objetos, etc.

Desmontaje accidental

El sistema de montaje de la mayoría de los módulos de almacenamiento modernos es el encaje, presionando hacia abajo, de la pieza horizontal en las ranuras habilitadas en la columna. El desmontaje de los mismos es al revés, es decir, golpeando la pieza horizontal hacia arriba. Este golpe hacia arriba puede reproducirse de forma accidental por toros mecánicos, traspaletas, etc.

Un golpe de este tipo podría provocar el derrumbe de una parte de la estructura y la caída de la mercancía allí almacenada. Si bien la solución es bastante sencilla tiende a ser menospreciada. Todas las instalaciones vienen preparadas para fijar los elementos con clavijas de seguridad. Estas piezas no solo deben instalarse correctamente, sino que además debe revisarse periódicamente que no se extraviado ninguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *